ACCIONES CONCLUIDAS  
 ACCIONES EN ACTIVO.  
 COLABORACIONES Y DONATIVOS  
 CÓDIGO TEMPLARIO  
 EL REGRESO DE LOS TEMPLARIOS  

LIBRO DE VISITAS


   HOME    MAPA WEB

O.N.G CRUZADOS-TEMPLARIOS    

fjrigjwwe9r0TABLA1:Sector
AYUDA HUMANITARIA -
fjrigjwwe9r0TABLA1:Slogan
Por Dios, Hasta la Muerte.
   
EL REGRESO DE LOS TEMPLARIOS

fjrigjwwe9r0TABLA1:B5
edf40wrjww2TABLA1:B5

Desde aquel día todo sería diferente y marcaría una nueva trayectoria respecto a los Templarios. Luchadores sin miedos y sin temores, que el tiempo y sus victorias les han mantenido siempre presentes para mosotros. Pero llegan momentos en los cuales la lucha por ideas buenas se hace inevitable y esos hombres si miedos y sin temor, se hacen un hueco en medio de la sociedad, no con el propósito de destacar, si no con el propósito de vencer en esa batalla que el hombre y sus gobiernos han desencadenado.

Como ya se sabe, se nos trata de secta destructiva, pero nuestras obras y nuestros hechos van más allá y demostramos que no tratamos de destruir, si no de construir lo que el hombre y su ceguera han destruido sirviendo a la materia y a ellos mismos creyéndose Dioses de un mundo que no nos pertenece.

Defendemos como en lo antiguo al peregrino; al peregrino que se encamina hacia Dios. No tratamos de enriquecernos y solo queremos dar para los demás lo que nuestros corazones guardan, ya que lo consideramos como el mayor de los tesoros.

tratamos de dar a conocer los secretos de los que los hombres nos privan: son los secretos de los sentimientos y el del amor hacia los demás, el secreto de la comprensión y el de la prosperidad. Y en mitad de un mundo egoísta,  encomendamos nuestras almas al Dios Yavhé y como si de una canción pausada se tratara, alzamos nuestros ojos al cielo para entonar la misma melodia y empezar nuestra lucha. Aquellos que quieren la destrucción, ya nos empiezan a temer porque nuestro valor nos hace entrar por cualquier grieta donde se haya la corrupción y de una sola vez acabamos con ese mal cortándolo por la raíz para que no vuelva a crecer. Hoy volvemos a existir y nuestros pasons son sigilosos pero seguros.   

 

VICTORIAS RECONOCIDAS.

En esta nueva etapa, nuestras victorias se pueden contar por cientos, tanto en el ámbito espiritual, como en el de la sociedad. En el ámbito espiritual hemos formado una barrera donde se delimita lo Sagrado de lo  Págano, luchando por ello din descanso y teniendo graves persecuciones; pero a todo ello sabemos sacarle una sonrísa y decir: "Que sea lo que Dios quiera". En el ámbito de la sociedad, le hemos marcado un mano a mano y hemos hecho de lo difícil una realidad fácil y con distinción, hemos encaminado nuestros ideales hacia los gobiernos, haciendo que estos sepan que unos ojos justos vigilan los pasos de aquellos que se creen poderosos y que no permitirán decepciones ni poder de superación.


LA UNIDAD Y EL VALOR NOS DISTINGUE DE LOS DEMÁS.

No somos perfectos, pero ante todo hacemos de nuestros errores una lección para que nadie pueda caer en lo que ellos caigan. El gran número de personas que hacemos Cruzados-Templarios, nos distinguimos por la unidad; nuestra unión entre todos es envidiable y el valor que le añadimos a todo nos hace ser muy diferentes de todos los demás. Pero lo que más nos diferencia, es el amor que desprendemos hacia el creador de todas las cosas ( para algunos Jehová, Alá, Buda etc...) Para nosotros el Dios Yavhé.

Nuestro amor a la vez es envidiable ya que al día dedicamos varias horas de oración y ayunos diarios. Si en todo estos crees ver un tópico de la Edad Media, no creas que te equivocas; ya que para nosotros el tiempo no ha transcurrido y permancemos inmersos en nuestros antiguos ideales.

 

NACER PARA MORIR, VIVIR PARA SERVIR.

Todo el mundo nace para al llegar al final de sus días morir. Pero la diferencia de un Cruzado-Templario, es que la meta de nuestra vida es morir con el sentimiento pleno de que hemos dado nuestra vida por Dios, no importandonos que sea en edad temprana. Siempre que sea por Dios, bien está. Seguro que de esta manera estaremos cumpliendo su Santa Voluntad, pues para ello hemos venido a este mundo: a sufrir. Los placeres mundanos quedan  para aquellos que no tienen ningún interés en conocer que será de su alma el día que el Señor Yavhé les llame para dormir eternamente. Y el nacer para morir, lleva implicado las consecuencias de que naturalmente hay que servir. La muerte es vida , y la vida sirviendo conduce a Dios.

A nosotros, Templarios no nos importa encontrarnos en este mundo para servir a cualquiera que nos necesite y se interponga en nuestro camino; no nos importa ni ningún momento nos planteamos que a quien servimos se trate de una persona humilde y pobre o de una persona de clase social alta.

Todos en esta Tierra que poblamos , somos hermanos y no hay distinción entre los hijos de Dios.

COBARDÍA, ES EL MIEDO CONSENTIDO.

VALOR, ES EL MIEDO DOMINADO. 

 
Cruzados-Templarios. Aptdo de Correos, 636. 45600. Talavera de la Reina. TOLEDO-ESPAÑA - © Cruzados-Templarios 2010 - Email: Cruzados-Templarios@hotmail.com